La llegada de Internet a nuestras vidas ha significado una serie de beneficios de los que mucho se ha hablado y se habla. Pero este enorme crecimiento de la red también ha acarreado una serie de problemas para sus usuarios, de los que poco se sabe. Para ellos, se está transformando en moneda corriente verse obligado a recibir en su correo electrónico un verdadero bombardeo de ofertas de todo tipo. Esta clase de Correo Electrónico Comercial No Solicitado es conocido en la jerga de Internet como "spam" y se está transformando en un problema serio para quienes se comunican a través de la red y para quienes brindan servicios de acceso a Internet. AprendaRedes.com apoya cualquier campaña contra las prácticas comerciales abusivas del uso del correo electrónico.

¿QUE ES EL "SPAM"?

"Spam" es la denominación usada en Internet para el Correo Electrónico Comercial No Solicitado que está inundando la red. La modalidad que utilizan estos comerciantes virtuales es enviar un mismo correo electrónico a grandes listados de usuarios en forma simultánea. El "spam" cuesta muy poco dinero a quien lo envía, porque la mayoría de los costos son pagados por los proveedores del sistema de Internet y los propios receptores del mensaje. La mayoría del "spam" es publicidad comercial, generalmente de productos o servicios de calidad dudosa, esquemas para hacerse rico rápido, o para promocionar entradas a sitios de poca relevancia (generalmente promocionando pornografía u otras propuestas ilegales). El término "spam" corresponde a una marca de carne enlatada del grupo Hormel Foods Corporation, que fue inmortalizada en un famoso episodio de los Monty Python en donde el restaurante solo servía "spam", y no había forma de pedir ningún plato para no tener que comerlo. ¿POR QUE ES MALO EL "SPAM"?

1. Usa recursos de otros.
"Spam" es una forma única de vender publicidad no deseada, que obliga al receptor a pagar por recibirla, mucho más de lo que le cuesta al remitente enviarla. Para recibir un "spam", el usuario tiene que pagar por un servicio de Internet y además por el uso de la línea telefónica para realizar su conexión. Por otra parte, el tráfico de centenares de miles de correos que se ejecuta de una sola vez y casi sin costo para el remitente, congestiona el uso de los procesadores de las computadoras que prestan los servicios de Internet. Si continuara aumentando indefinidamente el tráfico del "spam", los proveedores de servicios de Internet tendrían que enfrentar inversiones que encarecerían ampliamente los costos del servicio.

2. Hacen perder tiempo.
Muchos mensajes tienen instrucciones que piden que el receptor envíe un mensaje para remover su nombre de la lista de "spam". Sin considerar el absurdo de que alguien tenga que hacer algo para salir de una lista de la que nunca quiso formar parte, este pedido es completamente imposible si el volumen aumenta. A menos que los títulos sean tan obvios como: "Haga dinero rápido", el usuario siempre debe perder tiempo en abrir el correo y leer una parte para darse cuenta que es un "spam", sin contar el que también habría que perder para que den de baja su nombre de la lista. Si solamente el 1% de los usuarios de Internet realizara un "spam" al día al resto de los usuarios, estaríamos recibiendo más de 1000 "spams" por día. En ese caso, el tiempo perdido sería enorme.

3. Roban recursos.
Es habitual que la dirección de correo de donde proviene el "spam" no sea la misma a la que hay que escribir para comprar sus productos. Esto es así porque la mayoría de las empresas que envían "spam", lo hacen violando sistemas inocentes de terceros . Para evitar costos y los bloqueos contra "spam", usan una técnica de "pegar y correr" y lanzan su correo desde diferentes sitios. Esto ocurre porque es relativamente fácil violar un sitio para usar su canal de salida y utilizarlo con este propósito. Los sitios utilizados para este propósito tienen luego todo tipo de problemas, ya que son rechazados por gran parte de la Internet por ser fuente de "spam".

4. Se engaña al cliente.
 El costo de anunciar de este modo es tan bajo, que cualquier oferta justifica el esfuerzo. Por lo tanto, en Internet se acentúan todos los problemas de abuso al consumidor con ofertas engañosas o directamente falsas, de productos o servicios que suelen ser ficticios ("hágase rico rápido", "obtenga un celular gratis", "Bill Gates le regalará dinero", etcétera). Se apunta a la búsqueda de personas que, por no estar correctamente informadas de este tipo de prácticas, pueden caer en los trucos que se les presentan. Como regla general, el tipo de producto que se ofrece exclusivamente por "spam" es lo suficientemente malo como para que no justifique la inversión de una campaña comercial normal para lanzarlo.

5. Suele ser ilegal.
El "spam" juega con la disparidad de los diferentes marcos legales de protección al consumidor que existen en los países y la dificultad para ubicar a quien los envía, convirtiéndose así es la mejor vía para promocionar productos o servicios ilegales o rechazables, como cadenas de dinero, acceso a pornografía, difusión de pornografía infantil y otros. Por otra parte, las prácticas habituales de recolección y tráfico de direcciones se basan en el engaño a los clientes y en falsas promociones para conseguir direcciones de usuarios. La existencia de un mercado de direcciones de usuarios para el "spam" ha abaratado enormemente la posibilidad de diseminar virus de todo tipo.

Espero que este artículo te haya ayudado bastante. Si tienes algún comentario puedes hacerlo a: sugerencias@aprendaredes.com

Links relacionados